Preservando la memoria deMaripol – Alfa y Omega

Durante un paseo por Khreschatyk fui interceptada por periodistas que preguntaban a los peatones si haban tenido la oportunidad de ver el documental 20 das en Maripol [reciente ganador del scar a la Mejor Pelcula Documental]. Debo admitir que no he podido verla, revel Oleksandra Matviychuk en su cuenta de Facebook. No es que la laureada del Nobel de la Paz que documenta los crmenes de guerra cometidos por las fuerzas rusas sea dbil. Es que 20 das en Maripol, creacin del periodista ucraniano Mstyslav Chernov, retrata la guerra en toda su cruel brutalidad y desvaro.

Lo traumtico de esta cinta se reflej en el silencio opresivo que qued despus de los crditos en uno de los cines de la capital ucraniana. Aquel da las palabras se evaporaron. Los asistentes nos alejamos en silencio hacia la soledad de nuestros hogares. Por ms que uno lea sobre la guerra, escuche testimonios o sea testigo directo de la muerte y el sufrimiento, enfrentarse a 90 minutos de crudas imgenes resulta abrumador.

Gente refugiada en un teatro juvenil en Maripol el 6 de marzo de 2022. Foto: AP / Mstyslav Chernov.

Entre los colegas ms jvenes prevalece la tendencia a presumir de su proximidad al frente de batalla y de cun frecuentemente se encuentran bajo fuego enemigo. Pero si algo hemos aprendido de esta guerra es que las heridas ms profundas son a menudo invisibles. Si se pregunta a los periodistas ucranianos sobre los momentos ms difciles de este conflicto hablarn sobre el hedor a cadveres que permanece tras excavar fosas comunes en Izium; sobre las horas de testimonios de vctimas de crmenes; sobre prdidas que duelen como propias; sobre la necesidad de hacer preguntas en los momentos ms terribles de la vida de una persona y el miedo a escuchar la respuesta.

Maripol representa uno de esos captulos especialmente sombros. La valenta de Chernov no solo se manifiesta en el riesgo que corri al permanecer en la ciudad asediada, sino tambin en su fuerza emocional para revivir una y otra vez aquellos eventos traumticos. Tras las metforas, el juego de luces y la seleccin de encuadres reside un dolor que se desborda, inundando a la audiencia. 20 das en Maripol es una historia personal. Y no solo porque sea narrada desde la perspectiva de un periodista, sino porque trata sobre nuestra comunidad, nuestra gente, afirma Chernov sobre su documental. Para l, la guerra es una vivencia profundamente personal; no se limita a ser un mero espectador, sino que se involucra activamente. El proceso de rescate y envo de materiales reflejado en el documental es importante desde el punto de vista de preservar la memoria histrica, sobre la cual el director habl al recoger la estatuilla: El cine forma recuerdos y los recuerdos forman la historia.

Chernov durante el rodaje del documental ganador del scar
Chernov durante el rodaje del documental ganador del scar. Foto: AP Photo / Felipe Dana.

Que Maripol se convertira en el epicentro de una guerra a gran escala estaba claro para todos los que trabajaban en los frentes ucranianos antes del 2022. Esta ciudad industrial y desarrollada en la costa del mar de Azov se convirti en objeto de especial atencin por parte del Kremlin hace diez aos. Entonces las fuerzas prorrusas no lograron capturar la ciudad. Sin embargo, incluso en los primeros viajes humanitarios de 2015, voluntarios y brigadas en el frente decan que esta ciudad sera una de las obsesiones de Putin cuando comenzara la gran guerra. El equipo de The Associated Press (AP) estaba al tanto y, un da antes del comienzo de la invasin, se dirigi a la ciudad, permaneciendo all durante 20 das para documentar los crmenes de la armada rusa contra la poblacin civil. La crnica narra los bombardeos en suburbios o en un hospital de maternidad; tambin la muerte de nios, la desesperacin y la desolacin de una ciudad sitiada. Los intensos episodios se alternan con secuencias menos crudas, ofreciendo tanto al espectador como al director del filme un momento para respirar y procesar lo visto. La voz tranquila de Chernov en la narracin, con explicaciones sencillas, contrasta con la dinmica de los acontecimientos.

Dice Vasilisa Stepanenko, periodista del equipo de AP, que comprendieron el peligro de permanecer en Maripol despus de que la propaganda rusa los acusara de terrorismo informativo. Algunos de los materiales fueron escondidos incluso dentro de tampones, lo que permiti la creacin de este documental. A pesar de comprender la importancia de su misin, Stepanenko senta remordimiento y culpa por haber dejado atrs a la gente y no haber podido documentar el bombardeo del Teatro Dramtico de Maripol, que pas un da despus de su salida. La presencia de los periodistas en la ciudad, reconocibles por el distintivo de prensa, brindaba a las personas la sensacin de no estar solas, de que el mundo no las haba abandonado. Porque lo ms aterrador es morir en silencio sin esperanza de salvacin.

El nombre de Maripol podra haber desaparecido de las pginas de los peridicos, pero su historia y su memoria se preservar gracias al trabajo de tres periodistas ucranianos. Gracias a sus 20 das en el infierno de Maripol.

La confesin de Hss

La mejor pelcula extranjera para la Academia de Hollywood ha sidoen esta ocasin la coproduccin britnica La zona de inters. Una historia paralela y desconocida de esta cinta es que Rudolf Hss, comandante de Auschwitz y padre de la familia que vive ajena al dolor en un chal al lado del campo, perdon la vida a un sacerdote jesuita. Cuando el nazi fue capturado, antes de ser ejecutado pidi la confesin. Ante la negativa de no pocos, record a aquel sacerdote al que libr de la muerte y que era capelln en Polonia. El padre Lohn, as se llamaba, acudi a la llamada. La conversacin dur varias horas y al da siguiente, antes de la ejecucin, le llev la Comunin.

Close
Your custom text © Copyright 2024. All rights reserved.
Close