La Iglesia de Madrid se pone a disposición de los afectados en el incendio de la calle Cullera

Un incendio desatado este lunes de madrugada en la calle Cullera de Madrid se ha cobrado la vida de dos personas, un matrimonio de 62 y 66 años. Los cónyuges han fallecido después de sufrir una parada cardiorrespiratoria. A pesar de que el inmueble se encuentra a escasos metros de la parroquia de la Crucifixión del Señor su responsable, el sacerdote Miguel Ángel Sastre, no sintió la llegada de los equipos de emergencia, que actuaron con gran rapidez y, gracias a ello, pudieron rescatar a siete personas.

El párroco, de hecho, se ha enterado del suceso este lunes por la mañana por boca del cardenal arzobispo de Madrid, lo que revela la solicitud pastoral de un José Cobo que, a pesar de los numerosos frentes que tiene abiertos —desde las ordenaciones episcopales de los nuevos obispos auxiliares hasta la Asamblea Plenaria extraordinaria de la CEE—, ha sido el primero en manifestar la preocupación de la Iglesia por este suceso. «Me ha llamado para interesarse y preguntarme y yo le he confesado que no sabía nada, que me estaba enterando en ese preciso instante», reconoce Sastre.

Poco después de hablar con el párroco, el purpurado ha expresado el deseo de la Iglesia de Madrid por «estar cerca de los familiares y vecinos de los fallecidos» y del resto de víctimas. «Nos ponemos a su disposición, en especial desde la parroquia de la Crucifixión del Señor, a la que pertenece el domicilio», ha asegurado a través de la red social X.

Exterior del edificio. Foto: Europa Press / Carlos Luján.

Por su parte el párroco, tras la conversación con Cobo, se ha puesto en contacto con los miembros de Cáritas de la comunidad parroquial y les ha pedido poner en marcha todos los recursos disponibles por si alguno de los afectados pudiera necesitarlos. «De momento no nos han solicitado nada, pero aquí estamos por si se requiere algo de nosotros», asegura.

Asimismo el sacerdote, tras conocer la noticia gracias al arzobispo, ha salido a la calle en dirección al edificio de la calle Cullera. Allí «me he encontrado con una amiga de la fallecida», que ha ofrecido al párroco todos los datos disponibles hasta ahora. Con la información, Miguel Ángel Sastre ha podido descartar que la fallecida participara de la labor que se realiza en Cáritas, como se sospechaba en un inicio.

Más allá de la ayuda material, la parroquia de la Crucifixión del Señor se ha centrado también en la asistencia espiritual. «Independientemente de si más adelante la familia nos pide celebrar un funeral, nosotros ya estamos rezando por ellos. En la comunidad parroquial siempre oramos ante las circunstancias y dificultades que puedan tener los vecinos de nuestro barrio», concluye Sastre.

La entrada La Iglesia de Madrid se pone a disposición de los afectados en el incendio de la calle Cullera se publicó primero en Alfa y Omega.

Close
Your custom text © Copyright 2024. All rights reserved.
Close